Uno de nuestros secretitos. Bizcocho de chocolate devil´s food

Hoy nos hemos levantado diciendo: si Bocaditos dulces existe gracias a vosotros, deberíamos compartir nuestros secretos, no? así que nos hemos decidido a hacer eso mismo, por lo menos hoy!

Vamos a ver un paso a paso de la receta de bizcocho de chocolate más rico del mundo y que utilizamos para tantísimas cosas por su jugosidad, facilidad para tallar, ni siquiera necesita almíbar!

Para nuestra receta necesitamos:

– 220 ml de aceite de girasol
– 160 ml de leche
– 250 g de harina
– 1/2 sobre de levadura química
– 50 g de cacao en polvo

– 200 g de azúcar 

– 200 g de azúcar glas

– 4 huevos

– 100 ml de buttermilk
ingredientes

Lo primero que tenemos que hacer es calentar en un cazo el aceite y la leche, a fuego medio hasta que justo rompa a hervir. En ese momento lo retiramos del fuego y añadimos el chocolate para derretir. Con el calor del aceite y de la leche se va a ir derritiendo el chocolate, pero cuidado con no dejar de mover o se quemará por la parte inferior.

Esta mezcla la vamos a dejar enfriarse unos 15 minutos.
Mientras se está enfriando vamos a preparar un buttermilk casero.
Sólo necesitamos los 100 ml de leche y una cucharada sopera de zumo de limón o de vinagre blanco. Lo vamos a mezclar todo y lo vamos a dejar reposar 10 minutos. Esto hace que el limón o el vinagre corte  la leche, así que le van a salir unos grumos en la parte superior a la mezcle, no os preocupéis que es lo que tiene que salir.
En un bol a parte tenemos que mezclar todos los ingredientes secos, es decir, la harina, la levadura, el cacao y el azúcar. Una vez mezclado le hacemos un agujero en el centro para verter ahí la mezcla húmeda.
productos secos
Cuando el chocolate fundido ya esta templado tenemos que añadirle los cuatro huevos y el buttermilk. El buttermilk hay que colarlo antes de echarlo para quitarle los grumos que pueda tener. Y mezclar lo todo bien.
Esta mezcla húmeda la vamos a echar en el centro del bol de los ingredientes secos, y tenemos que mezclarlo todo muy bien.
En este punto ya tenemos nuestra mezcla de bizcocho preparada para meterla en el horno. Sólo tenemos que ponerla en el molde que queramos. Estas cantidades están pensadas para un molde de 20 cm de diámetro.
Vamos a meter la mezcla de bizcocho al horno, previamente calentado a 170 grados, entre una hora y cincuenta minutos y dos horas. Con este bizcocho hay que tener paciencia :) Un truquito para que no se sequen mucho los bordes con tanto tiempo de horneado es poner una ” chaqueta” de papel de aluminio alrededor del molde.
en horno
Después de este tiempo tendremos nuestro bizcocho terminado ( antes de sacarlo del horno pinchad el centro para comprobar que esté hecho). Sacamos del horno, dejamos unos minutos para que coja bien la forma del molde y dejaremos enfriar completamente en una rejilla de enfriado. Para utilizar en tarta tallada es conveniente congelar y descongelar la noche de antes en la nevera. Quitad esta capa mas seca que siempre queda por encima y a disfrutarlo!
bizcocho temrinado
Nos vemos en el próximo Bocadito!!